Además, como los anunciantes no tardaron en descubrir, el poder de la televisión para motivar cambios de comportamiento carecía de precedentes.


además-como-los-anunciantes-no-tardaron-descubrir-el-poder-de-televisión-para-motivar-cambios-de-comportamiento-carecía-de-precedentes
al goreademscomolosanunciantesnotardarondescubrirelpoderdetelevisiónparamotivarcambioscomportamientocarecíaprecedentescomo loslos anunciantesanunciantes nono tardarontardaron enen descubrirel poderpoder dede lala televisióntelevisión parapara motivarmotivar cambioscambios dede comportamientocomportamiento carecíacarecía dede precedentescomo los anuncianteslos anunciantes noanunciantes no tardaronno tardaron entardaron en descubrirel poder depoder de lade la televisiónla televisión paratelevisión para motivarpara motivar cambiosmotivar cambios decambios de comportamientode comportamiento carecíacomportamiento carecía decarecía de precedentescomo los anunciantes nolos anunciantes no tardaronanunciantes no tardaron enno tardaron en descubrirel poder de lapoder de la televisiónde la televisión parala televisión para motivartelevisión para motivar cambiospara motivar cambios demotivar cambios de comportamientocambios de comportamiento carecíade comportamiento carecía decomportamiento carecía de precedentescomo los anunciantes no tardaronlos anunciantes no tardaron enanunciantes no tardaron en descubrirel poder de la televisiónpoder de la televisión parade la televisión para motivarla televisión para motivar cambiostelevisión para motivar cambios depara motivar cambios de comportamientomotivar cambios de comportamiento carecíacambios de comportamiento carecía dede comportamiento carecía de precedentes

Los periódicos en España se hacen, en primer lugar para que los lean los periodistas; luego los banqueros; más tarde, para que el poder tiemble y, por último e inexistente término, para que los hojee el público.¿Levantar una piedra para dejarla caer sobre los propios pies? Es un dicho con que los chinos describimos el comportamiento de ciertos estúpidos.Marx no se limitó a establecer nuevas teorías para explicar el mundo, sino para transformarlo. Se dedicó a descubrir las leyes rectoras de la evolución de la humanidad y de los fenómenos sociales.Explicar la historia es tanto como descubrir las pasiones de los hombres, su genio, sus fuerzas operantesHace tiempo conviví casi dos años con una mujer hasta descubrir que sus gustos eran exactamente como los míos: los dos estábamos locos por las chicas.El deporte tiene el poder de transformar el mundo. Tiene el poder de inspirar, de unir a la gente como pocas otras cosas...Tiene más capacidad que los gobiernos de derribar las barreras sociales.