Allí donde Dios erige una iglesia, / el demonio siempre levanta una capilla; / y si vas a ver, encontrarás / que en la segunda hay más fieles.


allí-donde-dios-erige-una-iglesia-el-demonio-siempre-levanta-una-capilla-y-vas-a-ver-encontrarás-segunda-hay-más-fieles
daniel defoeallídondedioserigeunaiglesiaeldemoniosiemprelevantacapillavasverencontrarssegundahaymsfielesallí dondedonde diosdios erigeerige unauna iglesia/ elel demoniodemonio siempresiempre levantalevanta unauna capillasi vasencontrarás /la segundasegunda hayhay másmás fielesallí donde diosdonde dios erigedios erige unaerige una iglesia/ el demonioel demonio siempredemonio siempre levantasiempre levanta unalevanta una capillay si vasvas a verencontrarás / queen la segundala segunda haysegunda hay máshay más fielesallí donde dios erigedonde dios erige unadios erige una iglesia/ el demonio siempreel demonio siempre levantademonio siempre levanta unasiempre levanta una capilla/ y si vassi vas a verencontrarás / que enque en la segundaen la segunda hayla segunda hay mássegunda hay más fielesallí donde dios erige unadonde dios erige una iglesia/ el demonio siempre levantael demonio siempre levanta unademonio siempre levanta una capillay si vas a verencontrarás / que en la/ que en la segundaque en la segunda hayen la segunda hay másla segunda hay más fieles

Ahí donde Dios tiene un templo, el demonio levanta una capilla.Hay tres amigos fieles; una esposa anciana, un perro viejo y dinero contante y sonante.El lugar donde nacen los niños y mueren los hombres, donde la libertad y el amor florecen, no es una oficina ni un comercio ni una fábrica. Ahí veo yo la importancia de la familia.El progreso, como ocurre desde hace más de dos siglos, es irregular. No siempre es una línea recta. No siempre es un camino llano.He dicho muchas veces que la política es la segunda profesión más baja y me he dado cuenta de que guarda una estrecha similitud con la primera.Vivimos en la era de la televisión. Una sola toma de una enfermera bonita ayudando a un viejo a salir de una sala dice más que todas las estadísticas sanitarias.