Caerá en grave error quien, mirando las cosas superficialmente, piense que nuestro ejército, por llamarse Ejército Rojo, puede prescindir de los representantes del Partido.


caerá-grave-error-quien-mirando-las-cosas-superficialmente-piense-nuestro-ejército-por-llamarse-ejército-rojo-puede-prescindir-de-los
mao zedongcaergraveerrorquienmirandolascosassuperficialmentepiensenuestroejércitoporllamarseejércitorojopuedeprescindirdelosrepresentantesdelpartidocaerá enen gravegrave errormirando laslas cosascosas superficialmentepiense queque nuestronuestro ejércitollamarse ejércitoejército rojopuede prescindirprescindir dede loslos representantesrepresentantes deldel partidocaerá en graveen grave errorgrave error quienmirando las cosaslas cosas superficialmentepiense que nuestroque nuestro ejércitopor llamarse ejércitollamarse ejército rojopuede prescindir deprescindir de losde los representanteslos representantes delrepresentantes del partido

Desarrollar las organizaciones locales del Partido con la ayuda de la organización del Partido en el Ejército y desarrollar las fuerzas armadas locales con la ayuda del ejército regular.Concentrar las unidades del Ejército Rojo para golpear, en el momento oportuno, al enemigo que las enfrentara, y oponerse a la división de las fuerzas afin de evitar que fuesen derrotadas por partes.Si contamos únicamente con destacamentos locales de guardias rojos y carecemos de un Ejército Rojo regular, sólo podremos hacer frente a las milicias de casa por casa, pero no a las tropas blancas regulares.La existencia de un Ejército Rojo regular bastante fuerte es una condición indispensable para la existencia del Poder rojo.El Ejército Rojo debe continuar ayudando con armas a la Guardia Roja. Debe hacer todo lo posible para ayudar a las masas populares a armarse, siempre que esto no disminuya su propia capacidad de combate.Un partido revolucionario es el guía de las masas, y no hay revolución que no fracase cuando ese partido las conduce por un camino erróneo.