Concentrar las unidades del Ejército Rojo para golpear, en el momento oportuno, al enemigo que las enfrentara, y oponerse a la división de las fuerzas afin de evitar que fuesen derrotadas por partes.


concentrar-las-unidades-del-ejército-rojo-para-golpear-el-momento-oportuno-al-enemigo-las-enfrentara-y-oponerse-a-división-de-las-fuerzas-afin-de
mao zedongconcentrarlasunidadesdelejércitorojoparagolpearelmomentooportunoalenemigoenfrentaraoponersedivisióndefuerzasafinevitarfuesenderrotadasporpartesconcentrar laslas unidadesunidades deldel ejércitoejército rojorojo parapara golpearen elel momentomomento oportunoal enemigoenemigo queque laslas enfrentaray oponersela divisióndivisión dede laslas fuerzasfuerzas afinafin dede evitarevitar queque fuesenfuesen derrotadasderrotadas porconcentrar las unidadeslas unidades delunidades del ejércitodel ejército rojoejército rojo pararojo para golpearen el momentoel momento oportunoal enemigo queenemigo que lasque las enfrentaraoponerse a laa la divisiónla división dedivisión de lasde las fuerzaslas fuerzas afinfuerzas afin deafin de evitarde evitar queevitar que fuesenque fuesen derrotadasfuesen derrotadas porderrotadas por partes

Caerá en grave error quien, mirando las cosas superficialmente, piense que nuestro ejército, por llamarse Ejército Rojo, puede prescindir de los representantes del Partido.Si contamos únicamente con destacamentos locales de guardias rojos y carecemos de un Ejército Rojo regular, sólo podremos hacer frente a las milicias de casa por casa, pero no a las tropas blancas regulares.Desarrollar las organizaciones locales del Partido con la ayuda de la organización del Partido en el Ejército y desarrollar las fuerzas armadas locales con la ayuda del ejército regular.Para un régimen independiente rojo cercado completamente por el régimen blanco, es indispensable aprovechar las ventajas del terreno montañoso de difícil acceso.Las ciencias naturales son una de las armas del hombre en la lucha por su libertad.El Ejército Rojo debe continuar ayudando con armas a la Guardia Roja. Debe hacer todo lo posible para ayudar a las masas populares a armarse, siempre que esto no disminuya su propia capacidad de combate.