Cuanto más siniestros son los deseos de un político, más pomposa, en general, se vuelve la nobleza de su lenguaje.


cuanto-más-siniestros-los-deseos-de-un-político-más-pomposa-general-se-vuelve-nobleza-de-su-lenguaje
aldous huxleycuantomssiniestroslosdeseosdeunpolíticopomposageneralsevuelvenoblezasulenguajecuanto másmás siniestrossiniestros sonson loslos deseosdeseos dede unun políticomás pomposaen generalse vuelvevuelve lala noblezanobleza dede susu lenguajecuanto más siniestrosmás siniestros sonsiniestros son losson los deseoslos deseos dedeseos de unde un políticose vuelve lavuelve la noblezala nobleza denobleza de sude su lenguajecuanto más siniestros sonmás siniestros son lossiniestros son los deseosson los deseos delos deseos de undeseos de un políticose vuelve la noblezavuelve la nobleza dela nobleza de sunobleza de su lenguajecuanto más siniestros son losmás siniestros son los deseossiniestros son los deseos deson los deseos de unlos deseos de un políticose vuelve la nobleza devuelve la nobleza de sula nobleza de su lenguaje

Cuanto más conservadoras son las ideas, más revolucionarios los discursos.Cuanto más crece nuestro conocimiento de los buenos libros, tanto más disminuye el círculo de los hombres cuya compañía nos resulta ingrata.La juventud es la fuerza más activa y vital de la sociedad. Los jóvenes son los más ansiosos de aprender, y los menos conservadores en su pensamiento.Los comunistas deben ser los más perspicaces, los más dispuestos a sacrificarse, los más firmes y los más capaces de apreciar las situaciones sin ideas preconcebidas; tienen que apoyarse en la mayoría de las masas y conquistar su apoyo.Queremos ser más felices que los demás, y eso es dificilísimo, porque siempre les imaginamos mucho más felices de lo que son en realidad.Cuanto más se envejece más se parece la tarta de cumpleaños a un desfile de antorchas.