El bien que hemos hecho nos da una satisfacción interna que es la más dulce de todas las pasiones.


el-bien-hemos-hecho-nos-da-una-satisfacción-interna-es-más-dulce-de-todas-las-pasiones
rené descarteselbienhemoshechonosdaunasatisfaccióninternaesmsdulcedetodaslaspasionesel bienbien queque hemoshemos hechohecho nosnos dada unauna satisfacciónsatisfacción internainterna queque eses lala másmás dulcedulce dede todastodas laslas pasionesel bien quebien que hemosque hemos hechohemos hecho noshecho nos danos da unada una satisfacciónuna satisfacción internasatisfacción interna queinterna que esque es laes la másla más dulcemás dulce dedulce de todasde todas lastodas las pasionesel bien que hemosbien que hemos hechoque hemos hecho noshemos hecho nos dahecho nos da unanos da una satisfacciónda una satisfacción internauna satisfacción interna quesatisfacción interna que esinterna que es laque es la máses la más dulcela más dulce demás dulce de todasdulce de todas lasde todas las pasionesel bien que hemos hechobien que hemos hecho nosque hemos hecho nos dahemos hecho nos da unahecho nos da una satisfacciónnos da una satisfacción internada una satisfacción interna queuna satisfacción interna que essatisfacción interna que es lainterna que es la másque es la más dulcees la más dulce dela más dulce de todasmás dulce de todas lasdulce de todas las pasiones

Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte.Vivimos en la era de la televisión. Una sola toma de una enfermera bonita ayudando a un viejo a salir de una sala dice más que todas las estadísticas sanitarias.Hemos manejado muy mal la crisis, da igual si tiene la culpa Zapatero o las comunidades autónomas, aunque es verdad que en épocas mejores hemos hecho inversiones enormes que ahora hay que pagar.No hay más que una historia: La historia del hombre. Todas las historias nacionales no son más que capítulos de la mayor.Hemos trabajado mucho, mucho, pero mucho más que todos los otros gobiernos... Sólo Napoleón había hecho más...No se nos otorgará la libertad externa más que en la medida exacta en que hayamos sabido, en un momento determinado, desarrollar nuestra libertad interna.