El hombre no reza para dar a Dios una orientación, sino para orientarse debidamente a sí mismo.


el-hombre-no-reza-para-dar-a-dios-una-orientación-sino-para-orientarse-debidamente-a-sí-mismo
san agustínelhombrenorezaparadardiosunaorientaciónsinoorientarsedebidamentemismoel hombrehombre nono rezareza parapara dardios unasino paraorientarse debidamentesí mismoel hombre nohombre no rezano reza parareza para dardar a diosa dios unadios una orientaciónsino para orientarsepara orientarse debidamentedebidamente a sía sí mismoel hombre no rezahombre no reza parano reza para darpara dar a diosdar a dios unaa dios una orientaciónsino para orientarse debidamenteorientarse debidamente a sídebidamente a sí mismoel hombre no reza parahombre no reza para darreza para dar a diospara dar a dios unadar a dios una orientaciónpara orientarse debidamente a síorientarse debidamente a sí mismo

El hombre es una infinitamente pequeña copia de Dios. Bastante gloria es ésta para el hombre. A pesar de mi insignificancia, reconozco que Dios está en mí.Internet no es una plataforma más de difusión de la verdad, sino una plataforma para buscar la verdad y la creación y distribución descentralizadas de ideas, del mismo modo que los mercados son un mecanismo descentralizados para la creación y distribuciónLa juventud es mejor para inventar que para jugar, mejor para ejecutar que para dar consejo, y mejor para proyectar que para realizar.Este 'teléfono' tiene demasiados defectos como para considerarlo seriamente una vía de comunicación. El aparato carece por sí mismo de valor para nosotros.La naturaleza tiene perfecciones para demostrar que es imagen de Dios e imperfecciones para probar que sólo es una imagen.El hombre ha nacido para luchar, y es como se le define mejor, diciendo que es un guerrero nato y que su vida, desde el principio al fin, no es sino una batalla.