El hombre que tiene miedo sin peligro, inventa el peligro para justificar su miedo.


el-hombre-tiene-miedo-sin-peligro-inventa-el-peligro-para-justificar-su-miedo
alainelhombretienemiedosinpeligroinventaelpeligroparajustificarsumiedoel hombrehombre queque tienetiene miedomiedo sinsin peligroinventa elel peligropeligro parapara justificarjustificar susu miedoel hombre quehombre que tieneque tiene miedotiene miedo sinmiedo sin peligroinventa el peligroel peligro parapeligro para justificarpara justificar sujustificar su miedoel hombre que tienehombre que tiene miedoque tiene miedo sintiene miedo sin peligroinventa el peligro parael peligro para justificarpeligro para justificar supara justificar su miedoel hombre que tiene miedohombre que tiene miedo sinque tiene miedo sin peligroinventa el peligro para justificarel peligro para justificar supeligro para justificar su miedo

No hace falta conocer el peligro para tener miedo; de hecho, los peligros desconocidos son los que inspiran más temor.Aprendí que la valentía no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre el miedo. El hombre valiente no es el que no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo.Mejor se puede disculpar el que se muere de miedo, que el que de miedo se mata: porque allí obra sin culpa la naturaleza; y en éste, con delito y culpa, el discurso apocado y vil.El amor ahuyenta el miedo y, recíprocamente el miedo ahuyenta al amor. Y no sólo al amor el miedo expulsa; también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsaSiempre hay peligro para aquellos que lo temen.La fuente de todas las miserias para el hombre no es la muerte, sino el miedo a la muerte.