El individualismo es un reflejo dentro del Partido de las ideas pequeñoburguesas y burguesas.


el-individualismo-es-un-reflejo-dentro-del-partido-de-las-ideas-pequeñoburguesas-y-burguesas
mao zedongelindividualismoesunreflejodentrodelpartidodelasideaspequeñoburguesasburguesasel individualismoindividualismo eses unun reflejoreflejo dentrodentro deldel partidopartido dede laslas ideasideas pequeñoburguesaspequeñoburguesas yy burguesasel individualismo esindividualismo es unes un reflejoun reflejo dentroreflejo dentro deldentro del partidodel partido departido de lasde las ideaslas ideas pequeñoburguesasideas pequeñoburguesas ypequeñoburguesas y burguesasel individualismo es unindividualismo es un reflejoes un reflejo dentroun reflejo dentro delreflejo dentro del partidodentro del partido dedel partido de laspartido de las ideasde las ideas pequeñoburguesaslas ideas pequeñoburguesas yideas pequeñoburguesas y burguesasel individualismo es un reflejoindividualismo es un reflejo dentroes un reflejo dentro delun reflejo dentro del partidoreflejo dentro del partido dedentro del partido de lasdel partido de las ideaspartido de las ideas pequeñoburguesasde las ideas pequeñoburguesas ylas ideas pequeñoburguesas y burguesas

Desarrollar las organizaciones locales del Partido con la ayuda de la organización del Partido en el Ejército y desarrollar las fuerzas armadas locales con la ayuda del ejército regular.El origen del ultrademocratismo es la aversión individualista de la pequeña burguesía a la disciplina. Una vez introducida en el Partido, esta aversión se traduce en ideas ultrademocráticas en lo político y lo organizativo, ideas absolutamente incompatiblUn partido revolucionario es el guía de las masas, y no hay revolución que no fracase cuando ese partido las conduce por un camino erróneo.El mundo, para nosotros, es representación, como decía Schopenhauer; no es una realidad absoluta, sino un reflejo de ideas esenciales.La amistad sólo podía tener lugar a través del desarrollo del respeto mutuo y dentro de un espíritu de sinceridad.Caerá en grave error quien, mirando las cosas superficialmente, piense que nuestro ejército, por llamarse Ejército Rojo, puede prescindir de los representantes del Partido.