El que no pueda aguantar un defecto de educación en persona ajena, carece él mismo de educación.


el-no-pueda-aguantar-un-defecto-de-educación-persona-ajena-carece-él-mismo-de-educación
benjamin franklinelnopuedaaguantarundefectodeeducaciónpersonaajenacareceélmismoeducaciónel queque nono puedapueda aguantaraguantar unun defectodefecto dede educacióneducación enen personapersona ajenacarece élél mismomismo dede educaciónel que noque no puedano pueda aguantarpueda aguantar unaguantar un defectoun defecto dedefecto de educaciónde educación eneducación en personaen persona ajenacarece él mismoél mismo demismo de educaciónel que no puedaque no pueda aguantarno pueda aguantar unpueda aguantar un defectoaguantar un defecto deun defecto de educacióndefecto de educación ende educación en personaeducación en persona ajenacarece él mismo deél mismo de educaciónel que no pueda aguantarque no pueda aguantar unno pueda aguantar un defectopueda aguantar un defecto deaguantar un defecto de educaciónun defecto de educación endefecto de educación en personade educación en persona ajenacarece él mismo de educación

La verdadera educación se demuestra cuando se pierde la educación.La educación de la mujer no puede llamarse tal educación, sino doma, pues se propone por fin la obediencia, la pasividad y la sumisión.Tan sólo por la educación puede el hombre llegar a ser hombre. El hombre no es más que lo que la educación hace de él.La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser.La educación es el gran motor del desarrollo personal. Es a través de la educación que la hija de un campesino puede convertirse en médico, que el hijo de un minero puede convertirse en jefe de la mina, que un niño de los trabajadores agrícolas pueden lleLa educación es el gran motor del desarrollo personal. Es a través de la educación como la hija de un campesino puede convertirse en una médica, el hijo de un minero puede convertirse en el jefe de la mina, o el hijo de trabajadores agrícolas puede llegar