El periodo de transición política ha terminado. En apenas dos años, los españoles hemos transformado, desde la legalidad, un sistema autoritario de gobierno en una democracia pluralista.


el-periodo-de-transición-política-ha-terminado-en-apenas-años-los-españoles-hemos-transformado-desde-legalidad-un-sistema-autoritario-de
adolfo suarezelperiododetransiciónpolíticahaterminadoapenasañoslosespañoleshemostransformadodesdelegalidadunsistemaautoritariogobiernounademocraciapluralistael periodoperiodo dede transicióntransición políticapolítica haha terminadoen apenasapenas dosdos añoslos españolesespañoles hemoshemos transformadodesde lala legalidadun sistemasistema autoritarioautoritario dede gobiernogobierno enen unauna democraciademocracia pluralistael periodo deperiodo de transiciónde transición políticatransición política hapolítica ha terminadoen apenas dosapenas dos añoslos españoles hemosespañoles hemos transformadodesde la legalidadun sistema autoritariosistema autoritario deautoritario de gobiernode gobierno engobierno en unaen una democraciauna democracia pluralista

Pero no han cedido ni una pulgada de terreno. No conozco seres más impávidos. Apenas se protegen. Los nuestros están siempre contentos de tener a los españoles como vecinos de sector. Considerados como tropa, los españoles son una banda de andrajosos.Hace tiempo conviví casi dos años con una mujer hasta descubrir que sus gustos eran exactamente como los míos: los dos estábamos locos por las chicas.Tengo dos hijas de 9 y 6 años de edad. Lo primero que les voy a enseñar son los valores y la moral. Pero si cometen un error, no quiero que sean castigadas con un bebé, ni quiero que sean castigadas con una enfermedad de transmisión sexual a los 16 años..Ya hemos llegado al punto de considerar nuestros bienes como artículos desechables. ¿Hemos transformado de igual modo la forma de ver a nuestros semejantes? ¿Hemos dejado de valorar también, durante este proceso, la singularidad que poseemos todos?A los veinte años un hombre es un pavo real; a los treinta, un león; a los cuarenta, un camelo; a los cincuenta, una serpiente; a los sesenta, un perro; a los setenta, un mono; a los ochenta, nada.En unos pocos meses los campesinos han realizado lo que el Dr. Sun Yat-sen quiso pero no logró cumplir en los cuarenta años que consagró a la revolución nacional. Esta es una proeza extraordinaria nunca realizada, ni en cuarenta años ni en milenios.