El valor de una idea no tiene nada que ver con la sinceridad del hombre que la expresa.


el-valor-de-una-idea-no-tiene-nada-ver-con-sinceridad-del-hombre-expresa
oscar wildeelvalordeunaideanotienenadaverconsinceridaddelhombreexpresael valorde unauna ideaidea nono tienetiene nadanada queque verver concon lala sinceridadsinceridad deldel hombrehombre quela expresael valor devalor de unade una ideauna idea noidea no tieneno tiene nadatiene nada quenada que verque ver conver con lacon la sinceridadla sinceridad delsinceridad del hombredel hombre quehombre que laque la expresael valor de unavalor de una ideade una idea nouna idea no tieneidea no tiene nadano tiene nada quetiene nada que vernada que ver conque ver con laver con la sinceridadcon la sinceridad della sinceridad del hombresinceridad del hombre quedel hombre que lahombre que la expresael valor de una ideavalor de una idea node una idea no tieneuna idea no tiene nadaidea no tiene nada queno tiene nada que vertiene nada que ver connada que ver con laque ver con la sinceridadver con la sinceridad delcon la sinceridad del hombrela sinceridad del hombre quesinceridad del hombre que ladel hombre que la expresa

Un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa.No hay nada como el amor de una mujer casada. Es una cosa de la que ningún marido tiene la menor idea.Siempre, es una palabra que no tiene valor en la historia y, por consiguiente, que no tiene valor en la política.Para el que no tiene nada, la política es una tentación comprensible, porque es una manera de vivir con bastante facilidad.No existe nada que tenga el valor absoluto en este mundo. Uno sólo puede estimar lo que tiene valor para sí mismo.La edad madura, especialmente la honrada, tiene una gran autoridad, y eso tiene más valor que todos los placeres de la juventud.