En los lugares donde predomina el poder de los campesinos, sólo los campesinos viejos siguen creyendo en los dioses; los jóvenes y los de mediana edad han perdido la fe.


en-los-lugares-donde-predomina-el-poder-de-los-campesinos-sólo-los-campesinos-viejos-siguen-creyendo-los-dioses-los-jóvenes-y-los-de-mediana-edad
mao zedongloslugaresdondepredominaelpoderdecampesinossólocampesinosviejossiguencreyendodiosesjóvenesmedianaedadhanperdidofeen loslos lugareslugares dondedonde predominapredomina elel poderpoder dede loslos campesinossólo loslos campesinoscampesinos viejosviejos siguensiguen creyendocreyendo enen loslos dioseslos jóvenesjóvenes yy loslos dede medianamediana edadedad hanhan perdidoperdido lala feen los lugareslos lugares dondelugares donde predominadonde predomina elpredomina el poderel poder depoder de losde los campesinossólo los campesinoslos campesinos viejoscampesinos viejos siguenviejos siguen creyendosiguen creyendo encreyendo en losen los dioseslos jóvenes yjóvenes y losy los delos de medianade mediana edadmediana edad hanedad han perdidohan perdido laperdido la fe

En China han tenido acceso a la educación sólo los terratenientes, y no los campesinos.A los propios campesinos les corresponde tirar los ídolos y derribar los templos de las vírgenes mártires y los pórticos conmemorativos en honor de las viudas castas y fieles; es erróneo que otros lo hagan por ellos.Los campesinos tienen real necesidad de cooperativas,sobre todo de cooperativas de consumo, de compra y de crédito. Cuando compran articulos, los explotan los comerciantes; cuando venden sus productos agrícolas, los estafan los comerciantes; cuando pidenA los veinte años un hombre es un pavo real; a los treinta, un león; a los cuarenta, un camelo; a los cincuenta, una serpiente; a los sesenta, un perro; a los setenta, un mono; a los ochenta, nada.Desde luego, los que han sido multados por los campesinos quedan completamente desacreditados.Son los propios campesinos quienes instalaron los ídolos y ellos, cuando llegue el momento, los tirarán con sus propias manos; no es necesario que otros lo hagan en su nombre antes de tiempo.