En muchos casos hacemos por vanidad o por miedo, lo que haríamos por deber.


en-muchos-casos-hacemos-por-vanidad-o-por-miedo-lo-haríamos-por-deber
concepción arenalmuchoscasoshacemosporvanidadmiedoloharíamosdeberen muchosmuchos casoscasos hacemoshacemos porvanidad oo porlo queque haríamosharíamos poren muchos casosmuchos casos hacemoscasos hacemos porhacemos por vanidadpor vanidad ovanidad o poro por miedolo que haríamosque haríamos porharíamos por deberen muchos casos hacemosmuchos casos hacemos porcasos hacemos por vanidadhacemos por vanidad opor vanidad o porvanidad o por miedolo que haríamos porque haríamos por deberen muchos casos hacemos pormuchos casos hacemos por vanidadcasos hacemos por vanidad ohacemos por vanidad o porpor vanidad o por miedolo que haríamos por deber

Cada individuo se esfuerza por invertir su capital de tal forma que lo que produzca sea del mayor valor. Por lo general, ni siquiera intenta fomentar el interés público, ni saber en qué medida lo está fomentando. Sólo mira por su propia seguridad y por suNo somos elegidos por Dios, sino por el electorado, por lo tanto, buscamos el diálogo con todos aquellos que ponen esfuerzo en esta democracia.Por contra, la intensidad visceral plasmada en la televisión posee la capacidad de disparar reacciones instintivas similares a las despertadas por la propia realidad, sin ser moduladas por la lógica, la razón y el pensamiento reflexivo.Hay que elegir a los amigos por su elegancia y su belleza; a los simples camaradas por su manera de ser, y a los enemigos por su inteligenciaEl que es temido por muchos, debe temer a muchos.En la mayoría de los casos la ignorancia es algo superable. No sabemos por qué no queremos saber.