En política, como en religión, hay devotos que manifiestan su veneración por un santo desaparecido convirtiendo su tumba en un santuario del crimen.


en-política-como-religión-hay-devotos-manifiestan-su-veneración-por-un-santo-desaparecido-convirtiendo-su-tumba-un-santuario-del-crimen
thomas macaulaypolíticacomoreligiónhaydevotosmanifiestansuveneraciónporunsantodesaparecidoconvirtiendotumbasantuariodelcrimenen políticacomo enen religiónhay devotosdevotos queque manifiestanmanifiestan susu veneraciónveneración porun santosanto desaparecidodesaparecido convirtiendoconvirtiendo susu tumbatumba enen unun santuariosantuario deldel crimencomo en religiónhay devotos quedevotos que manifiestanque manifiestan sumanifiestan su veneraciónsu veneración porveneración por unpor un santoun santo desaparecidosanto desaparecido convirtiendodesaparecido convirtiendo suconvirtiendo su tumbasu tumba entumba en unen un santuarioun santuario delsantuario del crimenhay devotos que manifiestandevotos que manifiestan suque manifiestan su veneraciónmanifiestan su veneración porsu veneración por unveneración por un santopor un santo desaparecidoun santo desaparecido convirtiendosanto desaparecido convirtiendo sudesaparecido convirtiendo su tumbaconvirtiendo su tumba ensu tumba en untumba en un santuarioen un santuario delun santuario del crimenhay devotos que manifiestan sudevotos que manifiestan su veneraciónque manifiestan su veneración pormanifiestan su veneración por unsu veneración por un santoveneración por un santo desaparecidopor un santo desaparecido convirtiendoun santo desaparecido convirtiendo susanto desaparecido convirtiendo su tumbadesaparecido convirtiendo su tumba enconvirtiendo su tumba en unsu tumba en un santuariotumba en un santuario delen un santuario del crimen

Siempre he sabido que en el fondo del corazón de todos los seres humanos hay misericordia y generosidad. Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, su procedencia o su religión. El odio se aprende, y si es posible aprender a odiar, es posiPara aprender a rezar no hay como viajar por mar.Gente hay que tiene sus ideas por originales como si nadie las hubiese tenido antes, como si el mundo estuviera recién terminado y el hombre aún no hubiese tenido tiempo de pensarLo mismo que un árbol tiene una sola raíz y múltiples ramas y hojas, también hay una sola religión verdadera y perfecta, pero diversificada en numerosas ramas, por intervención de los hombres.No hay espíritu, por necio y grosero que sea, incapaz de adquirir las más altas virtudes si se le conduce como es menester.Tan corta como es la vida, aún la acortamos más por el insensato desperdicio del tiempo.