En la vida no hay clases para principiantes; en seguida exigen de uno lo más difícil.


en-vida-no-hay-clases-para-principiantes-seguida-exigen-de-uno-lo-más-difícil
rainer maria rilkevidanohayclasesparaprincipiantesseguidaexigendeunolomsdifícilla vidavida nono hayhay clasesclases parapara principiantesen seguidaseguida exigenexigen dede unouno lolo másmás difícilen la vidala vida novida no hayno hay claseshay clases paraclases para principiantesen seguida exigenseguida exigen deexigen de unode uno louno lo máslo más difícilen la vida nola vida no hayvida no hay clasesno hay clases parahay clases para principiantesen seguida exigen deseguida exigen de unoexigen de uno lode uno lo másuno lo más difícilen la vida no hayla vida no hay clasesvida no hay clases parano hay clases para principiantesen seguida exigen de unoseguida exigen de uno loexigen de uno lo másde uno lo más difícil

La vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil, que cuando uno empieza a aprenderlo, ya hay que morirse.Lo más difícil de aprender en la vida es qué puente hay que cruzar y qué puente hay que quemar.No es difícil para un hombre hacer algunas buenas acciones; lo difícil es obrar bien toda la vida, sin hacer ningún mal.No es difícil para un hombre hacer algunas buenas acciones; lo difícil es obrar bien toda la vida, sin hacer nunca ningún malSigo preguntándome si hay vida después de la muerte. Y si la hay, ¿Le cambiarán a uno un billete de veinte pavos?.Si uno tiene el concepto que yo tengo de la España plural, hay campo más que suficiente para el acuerdo con los nacionalistas, tanto en términos económicos como de concepción del Estado.