Fusilamientos. Este castigo se reserva a los peores déspotas locales y shensi malvados y lo imponen los campesinos junto con otros sectores de la población.


fusilamientos-este-castigo-se-reserva-a-los-peores-déspotas-locales-y-shensi-malvados-y-lo-imponen-los-campesinos-junto-con-otros-sectores-de
mao zedongfusilamientosestecastigosereservalospeoresdéspotaslocalesshensimalvadosloimponencampesinosjuntoconotrossectoresdepoblacióneste castigocastigo sese reservalos peorespeores déspotasdéspotas localeslocales yy shensishensi malvadosmalvados yy lolo imponenimponen loslos campesinoscampesinos juntojunto concon otrosotros sectoressectores dede lala poblacióneste castigo secastigo se reservareserva a losa los peoreslos peores déspotaspeores déspotas localesdéspotas locales ylocales y shensiy shensi malvadosshensi malvados ymalvados y loy lo imponenlo imponen losimponen los campesinoslos campesinos juntocampesinos junto conjunto con otroscon otros sectoresotros sectores desectores de lade la población

Las rebeliones más violentas y los desórdenes más graves han tenido lugar invariablemente allí donde los déspotas locales, shenshi malvados y terratenientes sin ley habían perpetrado lo peores ultrajes.Son los propios campesinos quienes instalaron los ídolos y ellos, cuando llegue el momento, los tirarán con sus propias manos; no es necesario que otros lo hagan en su nombre antes de tiempo.En los lugares donde predomina el poder de los campesinos, sólo los campesinos viejos siguen creyendo en los dioses; los jóvenes y los de mediana edad han perdido la fe.A los propios campesinos les corresponde tirar los ídolos y derribar los templos de las vírgenes mártires y los pórticos conmemorativos en honor de las viudas castas y fieles; es erróneo que otros lo hagan por ellos.La política es el arte de obtener el dinero de los ricos y el voto de los pobres con el pretexto de proteger a los unos de los otros.En un sistema de libre comercio y de libre mercado, los países pobres —y la gente pobre— no son pobres porque otros sean ricos. Si los otros fuesen menos ricos, los pobres serían, con toda probabilidad, todavía más pobres.