Indudablemente la época más feliz del matrimonio es la luna de miel; lo malo es que para repetirla, han de suceder cosas muy desagradables.


indudablemente-época-más-feliz-del-matrimonio-es-luna-de-miel-lo-malo-es-para-repetirla-han-de-suceder-cosas-muy-desagradables
noel clarasóindudablementeépocamsfelizdelmatrimonioeslunademiellomalopararepetirlahansucedercosasmuydesagradablesindudablemente lala épocaépoca másmás felizfeliz deldel matrimoniomatrimonio eses lala lunaluna dede miello malomalo eses queque parapara repetirlahan dede sucedersuceder cosascosas muymuy desagradablesindudablemente la épocala época másépoca más felizmás feliz delfeliz del matrimoniodel matrimonio esmatrimonio es laes la lunala luna deluna de miello malo esmalo es quees que paraque para repetirlahan de sucederde suceder cosassuceder cosas muycosas muy desagradablesindudablemente la época másla época más felizépoca más feliz delmás feliz del matrimoniofeliz del matrimonio esdel matrimonio es lamatrimonio es la lunaes la luna dela luna de miello malo es quemalo es que paraes que para repetirlahan de suceder cosasde suceder cosas muysuceder cosas muy desagradablesindudablemente la época más felizla época más feliz delépoca más feliz del matrimoniomás feliz del matrimonio esfeliz del matrimonio es ladel matrimonio es la lunamatrimonio es la luna dees la luna de miello malo es que paramalo es que para repetirlahan de suceder cosas muyde suceder cosas muy desagradables

En todo matrimonio que ha durado más de una semana existen motivos para el divorcio. La clave consiste en encontrar siempre motivos para el matrimonio.Lo malo del amor es que muchos lo confunden con la gastritis y, cuando se han curado de la indisposición, se encuentran con que se han casado.El matrimonio es un combate a ultranza, antes del cual los esposos piden la bendición de Dios, porque amarse para siempre es la más temeraria de las empresas.La mejor base para un matrimonio feliz es la mutua incomprensión.Cuando los americanos saben que tienen el poder para cambiar las cosas, es muy difícil detenerles..El hombre más feliz del mundo es aquel que sepa reconocer los méritos de los demás y pueda alegrarse del bien ajeno como si fuera propio.