La amistad es un contrato por el cual nos obligamos a hacer pequeños favores a los demás para que los demás nos los hagan grandes.


la-amistad-es-un-contrato-por-el-cual-nos-obligamos-a-hacer-pequeños-favores-a-los-demás-para-los-demás-nos-los-hagan-grandes
montesquieuamistadesuncontratoporelcualnosobligamoshacerpequeñosfavoreslosdemsparahagangrandesla amistadamistad eses unun contratocontrato porel cualcual nosnos obligamoshacer pequeñospequeños favoreslos demásdemás parapara queque loslos demásdemás nosnos loslos haganhagan grandesla amistad esamistad es unes un contratoun contrato porcontrato por elpor el cualel cual noscual nos obligamosobligamos a hacera hacer pequeñoshacer pequeños favoresfavores a losa los demáslos demás parademás para quepara que losque los demáslos demás nosdemás nos losnos los haganlos hagan grandesla amistad es unamistad es un contratoes un contrato porun contrato por elcontrato por el cualpor el cual nosel cual nos obligamosnos obligamos a hacerobligamos a hacer pequeñosa hacer pequeños favorespequeños favores a losfavores a los demása los demás paralos demás para quedemás para que lospara que los demásque los demás noslos demás nos losdemás nos los hagannos los hagan grandesla amistad es un contratoamistad es un contrato pores un contrato por elun contrato por el cualcontrato por el cual nospor el cual nos obligamoscual nos obligamos a hacernos obligamos a hacer pequeñosobligamos a hacer pequeños favoreshacer pequeños favores a lospequeños favores a los demásfavores a los demás paraa los demás para quelos demás para que losdemás para que los demáspara que los demás nosque los demás nos loslos demás nos los hagandemás nos los hagan grandes

Nos interesan los demás cuando se interesan por nosotros. -Publio Siro
nos-interesan-los-demás-cuando-se-interesan-por-nosotros
Cuando se es feliz, queda mucho por hacer: consolar a los demás. -Jules Renard
cuando-se-es-feliz-queda-mucho-por-hacer-consolar-a-los-demás
Maestro, quisiera saber cómo viven los peces en el mar. Como los hombres en la tierra: los grandes se comen a los pequeños. -William Shakespeare
maestro-quisiera-saber-cómo-viven-los-peces-el-mar-como-los-hombres-tierra-los-grandes-se-comen-a-los-pequeños
Para enseñar a los demás, primero has de hacer tú algo muy duro: has de enderezarte a ti mismo. -Buda
para-enseñar-a-los-demás-primero-has-de-hacer-tú-algo-muy-duro-has-de-enderezarte-a-ti-mismo