La demagogia no vale en la economía, el balance actual nos da tranquilidad para afrontar un proceso de desaceleración mundial. (2008)


la-demagogia-no-vale-economía-el-balance-actual-nos-da-tranquilidad-para-afrontar-un-proceso-de-desaceleración-mundial-2008
josé luis rodríguez zapaterodemagogianovaleeconomíaelbalanceactualnosdatranquilidadparaafrontarunprocesodedesaceleraciónmundial2008la demagogiademagogia nono valevale enla economíael balancebalance actualactual nosnos dada tranquilidadtranquilidad parapara afrontarafrontar unun procesoproceso dede desaceleracióndesaceleración mundialla demagogia nodemagogia no valeno vale envale en laen la economíael balance actualbalance actual nosactual nos danos da tranquilidadda tranquilidad paratranquilidad para afrontarpara afrontar unafrontar un procesoun proceso deproceso de desaceleraciónde desaceleración mundialla demagogia no valedemagogia no vale enno vale en lavale en la economíael balance actual nosbalance actual nos daactual nos da tranquilidadnos da tranquilidad parada tranquilidad para afrontartranquilidad para afrontar unpara afrontar un procesoafrontar un proceso deun proceso de desaceleraciónproceso de desaceleración mundialla demagogia no vale endemagogia no vale en lano vale en la economíael balance actual nos dabalance actual nos da tranquilidadactual nos da tranquilidad paranos da tranquilidad para afrontarda tranquilidad para afrontar untranquilidad para afrontar un procesopara afrontar un proceso deafrontar un proceso de desaceleraciónun proceso de desaceleración mundial

Si nos alejamos de Dios, ¿quién nos garantiza que un día un poder humano no reivindique de nuevo el derecho a decidir qué vida humana vale y cuál no vale?En esencia, dice que la economía mundial está desintegrándose y que si las tendencias actuales continúan, el resultado será caos. Cerraduras dobles en las puertas, guardias armados y el temor de secuestros y asesinatos son las nuevas recompensas del logroLa televisión nos proporciona temas sobre los que pensar, pero no nos deja tiempo para hacerlo.Si la mañana no nos desvela para nuevas alegrías y si por la noche no nos queda ninguna esperanza, ¿es que ale la pena vestirse y desnudarse?Estoy deseando colaborar con los líderes de los dos partidos para afrontar los retos que solo podemos superar si estamos unidos.Aunque la crisis es fuerte y aún nos quedan momentos duros en los próximos tres o cuatro meses, España saldrá de ella en la segunda parte del 2009. (Diciembre 2008)