La felicidad es aquel estado de conciencia que procede del cumplimiento de los valores propios.


la-felicidad-es-aquel-estado-de-conciencia-procede-del-cumplimiento-de-los-valores-propios
ayn randfelicidadesaquelestadodeconcienciaprocededelcumplimientolosvalorespropiosla felicidadfelicidad eses aquelaquel estadoestado dede concienciaconciencia queque procedeprocede deldel cumplimientocumplimiento dede loslos valoresvalores propiosla felicidad esfelicidad es aqueles aquel estadoaquel estado deestado de concienciade conciencia queconciencia que procedeque procede delprocede del cumplimientodel cumplimiento decumplimiento de losde los valoreslos valores propiosla felicidad es aquelfelicidad es aquel estadoes aquel estado deaquel estado de concienciaestado de conciencia quede conciencia que procedeconciencia que procede delque procede del cumplimientoprocede del cumplimiento dedel cumplimiento de loscumplimiento de los valoresde los valores propiosla felicidad es aquel estadofelicidad es aquel estado dees aquel estado de concienciaaquel estado de conciencia queestado de conciencia que procedede conciencia que procede delconciencia que procede del cumplimientoque procede del cumplimiento deprocede del cumplimiento de losdel cumplimiento de los valorescumplimiento de los valores propios

El hombre más feliz del mundo es aquel que sepa reconocer los méritos de los demás y pueda alegrarse del bien ajeno como si fuera propio.La escuela no es deliberativa, no es el coloquio permanente. La escuela es la transmisión del saber, de las normas y de los valores, y en el primer lugar de todos, el del respeto. Quiero una escuela del respeto donde los alumnos se levanten cuando llega eA los propios campesinos les corresponde tirar los ídolos y derribar los templos de las vírgenes mártires y los pórticos conmemorativos en honor de las viudas castas y fieles; es erróneo que otros lo hagan por ellos.Si uno tiene el concepto que yo tengo de la España plural, hay campo más que suficiente para el acuerdo con los nacionalistas, tanto en términos económicos como de concepción del Estado.Son los propios campesinos quienes instalaron los ídolos y ellos, cuando llegue el momento, los tirarán con sus propias manos; no es necesario que otros lo hagan en su nombre antes de tiempo.La felicidad del cuerpo se funda en la salud; la del entendimiento, en el saber.