La historia es siempre una fantasía sin base científica, y cuando se pretende levantar un tinglado invulnerable y colocar sobre él una consecuencia, se corre el peligro de que un dato cambie y se venga a bajo toda la armazón histórica.


la-historia-es-siempre-una-fantasía-sin-base-científica-y-cuando-se-pretende-levantar-un-tinglado-invulnerable-y-colocar-sobre-él-una-consecuencia
pío barojahistoriaessiempreunafantasíasinbasecientíficacuandosepretendelevantaruntingladoinvulnerablecolocarsobreélconsecuenciacorreelpeligrodedatocambievengabajotodaarmazónhistóricala historiahistoria eses siempresiempre unauna fantasíafantasía sinsin basebase científicay cuandocuando sese pretendepretende levantarlevantar unun tingladotinglado invulnerableinvulnerable yy colocarcolocar sobresobre élél unauna consecuenciase correcorre elel peligropeligro dede queque unun datodato cambiecambie yy sese vengabajo todatoda lala armazónarmazón históricala historia eshistoria es siemprees siempre unasiempre una fantasíauna fantasía sinfantasía sin basesin base científicay cuando secuando se pretendese pretende levantarpretende levantar unlevantar un tingladoun tinglado invulnerabletinglado invulnerable yinvulnerable y colocary colocar sobrecolocar sobre élsobre él unaél una consecuenciase corre elcorre el peligroel peligro depeligro de quede que unque un datoun dato cambiedato cambie ycambie y sey se vengavenga a bajoa bajo todabajo toda latoda la armazónla armazón histórica

La extraña belleza de la música Africana radica en que es capaz de levantar el ánimo aunque cuente una historia triste. Se puede ser pobre, vivir en una inmunda choza y haber perdido el trabajo, pero la música le da a uno esperanza.Las ideas no son unas pinturas mudas sobre una pizarra; una idea, en tanto que es idea, incluye una afirmación o una negación.A una madre se la quiere / siempre con igual cariño / y a cualquier edad se es niño / cuando una madre se muere.Cuando la fortuna nos muestra una cara más hermosa que nunca, es precisamente cuando se está fraguando la tormenta sobre nuestras cabezas.Dios, aunque invisible, tiene siempre una mano tendida para levantar por un extremo la carga que abruma al pobre.Una nación sin elecciones libres es una nación sin voz, sin ojos y sin brazos.