La pequeña pantalla es la barraca de feria donde el pueblo viene a ver las maravillas del mundo.


la-pequeña-pantalla-es-barraca-de-feria-donde-el-pueblo-viene-a-ver-las-maravillas-del-mundo
kazimierz brandyspequeñapantallaesbarracadeferiadondeelpueblovieneverlasmaravillasdelmundola pequeñapequeña pantallapantalla eses lala barracabarraca dede feriaferia dondedonde elel pueblopueblo vienever laslas maravillasmaravillas deldel mundola pequeña pantallapequeña pantalla espantalla es laes la barracala barraca debarraca de feriade feria dondeferia donde eldonde el puebloel pueblo vieneviene a vera ver lasver las maravillaslas maravillas delmaravillas del mundola pequeña pantalla espequeña pantalla es lapantalla es la barracaes la barraca dela barraca de feriabarraca de feria dondede feria donde elferia donde el pueblodonde el pueblo vienepueblo viene a verviene a ver lasa ver las maravillasver las maravillas dellas maravillas del mundola pequeña pantalla es lapequeña pantalla es la barracapantalla es la barraca dees la barraca de feriala barraca de feria dondebarraca de feria donde elde feria donde el puebloferia donde el pueblo vieneel pueblo viene a verpueblo viene a ver lasviene a ver las maravillasa ver las maravillas delver las maravillas del mundo

En este momento, una empresa que por sus dimensiones puede ser comparada a las más vastas que el mundo jamás haya conocido, está a punto de realizarse. Una vez más, hoy he decidido poner la suerte y el futuro del Reich y de nuestro pueblo en manos de nuesEntre los tontos el vacío se parece a la profundidad. Para el que es vulgar, la profundidad es incomprensible. De ahí viene quizás la admiración del pueblo por todo aquello que no comprendeConmigo se va la última esperanza del mundo, las democracias occidentales son decadentes, el comunismo, con gobiernos más autoritarios, a la larga, acabará conquistando el mundo.La democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo.La Iglesia aprobaba esta política y aportó el apuntalamiento religioso del apartheid sugiriendo que los afrikáners eran el pueblo escogido de Dios, mientras que los negros eran una especie subordinada a ellos. En la visión del mundo que defendía el afrikáLa filosofía marxista sostine que lo importante no es comprender las leyes del mundo objetivo para explicarlo, sino aplicar activamente dicho conocimiento para cambiar el mundo.