La política es una guerra sin efusión de sangre; la guerra una política con efusión de sangre.


la-política-es-una-guerra-sin-efusión-de-sangre-guerra-una-política-con-efusión-de-sangre
mao zedongpolíticaesunaguerrasinefusióndesangreconsangrela políticapolítica eses unauna guerraguerra sinsin efusiónefusión dede sangrela guerraguerra unauna políticapolítica concon efusiónefusión dede sangrela política espolítica es unaes una guerrauna guerra singuerra sin efusiónsin efusión deefusión de sangrela guerra unaguerra una políticauna política conpolítica con efusióncon efusión deefusión de sangrela política es unapolítica es una guerraes una guerra sinuna guerra sin efusiónguerra sin efusión desin efusión de sangrela guerra una políticaguerra una política conuna política con efusiónpolítica con efusión decon efusión de sangrela política es una guerrapolítica es una guerra sines una guerra sin efusiónuna guerra sin efusión deguerra sin efusión de sangrela guerra una política conguerra una política con efusiónuna política con efusión depolítica con efusión de sangre

La política es una guerra sin efusión de sangreLa política ha dejado de ser una política de ideales para convertirse en una política de programas.La vida es una guerra sin tregua, y morimos con las armas en la mano.Es parentesco sin sangre una amistad verdadera.La mezcla de la sangre y el menoscabo del nivel racial que le es inherente constituyen la única y exclusiva razón del hundimiento de antiguas civilizaciones. No es la pérdida de una guerra lo que arruina a la humanidad, sino la pérdida de la capacidad dePara el que no tiene nada, la política es una tentación comprensible, porque es una manera de vivir con bastante facilidad.