La verdad es como la luna: aunque algunos se empeñen en poseerla para sí, ésta siempre estará por encima de ellos y a la vista de todos.


la-verdad-es-como-luna-aunque-algunos-se-empeñ-poseerla-para-sí-ésta-siempre-estará-por-encima-de-ellos-y-a-vista-de-todos
jose maria aznarverdadescomolunaaunquealgunosseempeñenposeerlaparaéstasiempreestarporencimadeellosvistatodosla verdadverdad eses comocomo lala lunaaunque algunosalgunos sese empeñenempeñen enen poseerlaposeerla parapara síésta siempresiempre estaráestará porencima dede ellosellos yla vistavista dede todosla verdad esverdad es comoes como lacomo la lunaaunque algunos sealgunos se empeñense empeñen enempeñen en poseerlaen poseerla paraposeerla para síésta siempre estarásiempre estará porestará por encimapor encima deencima de ellosde ellos ya la vistala vista devista de todosla verdad es comoverdad es como laes como la lunaaunque algunos se empeñenalgunos se empeñen ense empeñen en poseerlaempeñen en poseerla paraen poseerla para síésta siempre estará porsiempre estará por encimaestará por encima depor encima de ellosencima de ellos yellos y a lay a la vistaa la vista dela vista de todosla verdad es como laverdad es como la lunaaunque algunos se empeñen enalgunos se empeñen en poseerlase empeñen en poseerla paraempeñen en poseerla para síésta siempre estará por encimasiempre estará por encima deestará por encima de ellospor encima de ellos yde ellos y a laellos y a la vistay a la vista dea la vista de todos

Oficio de toma y deja no es para hombres enteros, sino para aquellos que van al sabor del agua y por vivir con todos hacen gorda la vista a la justicia.Aquellos que eran inferiores a todos, están ahora por encima de todos, y por eso se afirma que el mundo se ha vuelto patas arriba.Nadie combate la libertad; a lo sumo combate la libertad de los demás. La libertad ha existido siempre, pero unas veces como privilegio de algunos, otras veces como derecho de todos.Dios, aunque invisible, tiene siempre una mano tendida para levantar por un extremo la carga que abruma al pobre.Estados Unidos estará a salvo, siempre y cuando todos los ciudadanos tengan un leño en la mano.No somos elegidos por Dios, sino por el electorado, por lo tanto, buscamos el diálogo con todos aquellos que ponen esfuerzo en esta democracia.