Las civilizaciones se forjan con ideas; pero todavía se defienden con cañones solamente.


las-civilizaciones-se-forjan-con-ideas-pero-todavía-se-defienden-con-cañones-solamente
gustave le bonlascivilizacionesseforjanconideasperotodavíadefiendencañonessolamentelas civilizacionescivilizaciones sese forjanforjan concon ideaspero todavíatodavía sese defiendendefienden concon cañonescañones solamentelas civilizaciones secivilizaciones se forjanse forjan conforjan con ideaspero todavía setodavía se defiendense defienden condefienden con cañonescon cañones solamentelas civilizaciones se forjancivilizaciones se forjan conse forjan con ideaspero todavía se defiendentodavía se defienden conse defienden con cañonesdefienden con cañones solamentelas civilizaciones se forjan concivilizaciones se forjan con ideaspero todavía se defienden contodavía se defienden con cañonesse defienden con cañones solamente

Tuve la fortuna de topar con libros que no eran demasiado puntillosos con el rigor lógico, pero que en cambio hacían resaltar con claridad las ideas principales.Administrad la justicia con ecuanimidad y rectitud y, si es necesario, con rigor y ejemplaridad. Pero cuando la naturaleza de las gentes y las cosas lo permitan, sed también misericordioso y benigno.Las ideas se encienden unas con otras como las chispas eléctricas.Las ideas se corroboran con sugerencias.Así, desde el momento en que el judío no poseyó jamás una cultura propia, las bases de su actividad intelectual fueron suministradas siempre por otros. En todos los períodos, su intelecto se ha desarrollado merced al contacto con las civilizaciones que leDios es un pobre diablo, con un problema demasiado complicado para sus fuerzas. Lucha con la materia como un artista con su obra. Algunas veces, en algún momento logra ser Goya, pero generalmente es un desastre.