Las ideas, al igual que las uvas, crecen en racimos.


las-ideas-al-igual-las-uvas-crecen-racimos
anónimolasideasaliguallasuvascrecenracimoslas ideasal igualigual queque laslas uvascrecen enen racimosal igual queigual que lasque las uvascrecen en racimosal igual que lasigual que las uvasal igual que las uvas

Las palabras son la moneda que corrientemente se acepta en lugar de las ideas, como las monedas se aceptan en función de los valores.Lo que conduce y arrastra al mundo no son las máquinas sino las ideas.Las ideas se encienden unas con otras como las chispas eléctricas.Todas las ideas, incluso las sagradas, deben adaptarse a nuevas realidades.Las palabras son la configuración acústica de las ideas.Las ideas son como las pulgas, saltan de unos a otros pero no pican a todos.