Los amores son como los niños recién nacidos; hasta que lloran, no se sabe si viven.


los-amores-como-los-ños-recién-nacidos-hasta-lloran-no-se-sabe-viven
jacinto benaventelosamorescomolosniñosreciénnacidoshastallorannosesabevivenlos amoresamores sonson comocomo loslos niñosniños reciénrecién nacidoshasta queque lloranno sese sabesabe sisi vivenlos amores sonamores son comoson como loscomo los niñoslos niños reciénniños recién nacidoshasta que lloranno se sabese sabe sisabe si vivenlos amores son comoamores son como losson como los niñoscomo los niños reciénlos niños recién nacidosno se sabe sise sabe si vivenlos amores son como losamores son como los niñosson como los niños reciéncomo los niños recién nacidosno se sabe si viven

Maestro, quisiera saber cómo viven los peces en el mar. Como los hombres en la tierra: los grandes se comen a los pequeños.Todo el mundo sabe que los viejos son doblemente niños.¿Cómo es que, siendo tan inteligentes los niños, son tan estúpidos la mayor parte de los hombres? Debe ser fruto de la educación.Los hombres son como vinos: la edad agria los malos y mejora los buenos.Pero no han cedido ni una pulgada de terreno. No conozco seres más impávidos. Apenas se protegen. Los nuestros están siempre contentos de tener a los españoles como vecinos de sector. Considerados como tropa, los españoles son una banda de andrajosos.Los países libres son aquellos en los que son respetados los derechos del hombre y donde las leyes, por consiguiente, son justas.