Los hombres sabios aprenden mucho de sus enemigos.


los-hombres-sabios-aprenden-mucho-de-sus-enemigos
aristófanesloshombressabiosaprendenmuchodesusenemigoslos hombreshombres sabiossabios aprendenaprenden muchomucho dede sussus enemigoslos hombres sabioshombres sabios aprendensabios aprenden muchoaprenden mucho demucho de susde sus enemigoslos hombres sabios aprendenhombres sabios aprenden muchosabios aprenden mucho deaprenden mucho de susmucho de sus enemigoslos hombres sabios aprenden muchohombres sabios aprenden mucho desabios aprenden mucho de susaprenden mucho de sus enemigos

El ver mucho y el leer mucho avivan los ingenios de los hombres.Todos los hombres son dioses para su perro. Por eso hay gente que ama más a sus perros que a los hombres.Quizá la obra educativa que más urge en el mundo sea la de convencer a los pueblos de que su mayores enemigos son los hombres que les prometen imposibles.El sistema de educación pública es uno de los fundamentos de nuestra democracia. Después de todo, es donde los niños de América aprenden a ser ciudadanos responsables, y aprenden las habilidades necesarias para aprovechar las ventajas de nuestra sociedadCuanto más conozco a los hombres, menos los quiero; si pudiese decir otro tanto de las mujeres me iría mucho mejor.La historia hace a los hombres sabios; la poesía, ingeniosos; las matemáticas, sutiles; la filosofia natural, profundos; la moral, graves; la lógica y la retórica, hábiles para la lucha