Los políticos son como los cines de barrio, primero te hacen entrar y después te cambian el programa.


los-políticos-como-los-cines-de-barrio-primero-te-hacen-entrar-y-después-te-cambian-el-programa
enrique jardiel poncelalospolíticoscomoloscinesdebarrioprimerotehacenentrardespuéscambianelprogramalos políticospolíticos sonson comocomo loslos cinescines dede barrioprimero tete hacenhacen entrarentrar yy despuésdespués tete cambiancambian elel programalos políticos sonpolíticos son comoson como loscomo los cineslos cines decines de barrioprimero te hacente hacen entrarhacen entrar yentrar y despuésy después tedespués te cambiante cambian elcambian el programalos políticos son comopolíticos son como losson como los cinescomo los cines delos cines de barrioprimero te hacen entrarte hacen entrar yhacen entrar y despuésentrar y después tey después te cambiandespués te cambian elte cambian el programalos políticos son como lospolíticos son como los cinesson como los cines decomo los cines de barrioprimero te hacen entrar yte hacen entrar y despuéshacen entrar y después teentrar y después te cambiany después te cambian eldespués te cambian el programa

Cuando los ricos se hacen la guerra, son los pobres los que mueren.Eso de que el dinero no da la felicidad son voces que hacen correr los ricos para que no los envidien demasiado los pobres.Lo unico que os pido es que midais a los politicos por lo que hacen, por el ejemplo, y aunque sea de la extrema derecha si es un hombre decente y los otros son unos ladrones votad al de la extrema derecha. Eso me lo manda mi inteligencia de hombre de izquLos hombres son como vinos: la edad agria los malos y mejora los buenos.Pero no han cedido ni una pulgada de terreno. No conozco seres más impávidos. Apenas se protegen. Los nuestros están siempre contentos de tener a los españoles como vecinos de sector. Considerados como tropa, los españoles son una banda de andrajosos.Maestro, quisiera saber cómo viven los peces en el mar. Como los hombres en la tierra: los grandes se comen a los pequeños.