Los pueblos a quienes no se hace justicia se la toman por sí mismos más pronto o más tarde.


los-pueblos-a-quienes-no-se-hace-justicia-se-toman-por-sí-mismos-más-pronto-o-más-tarde
voltairelospueblosquienesnosehacejusticiatomanpormismosmsprontotardelos pueblosquienes nono sese hacehace justiciajusticia sese lala tomantoman porsí mismosmismos másmás prontopronto oo másmás tardepueblos a quienesa quienes noquienes no seno se hacese hace justiciahace justicia sejusticia se lase la tomanla toman portoman por sípor sí mismossí mismos másmismos más prontomás pronto opronto o máso más tardelos pueblos a quienespueblos a quienes noa quienes no sequienes no se haceno se hace justiciase hace justicia sehace justicia se lajusticia se la tomanse la toman porla toman por sítoman por sí mismospor sí mismos mássí mismos más prontomismos más pronto omás pronto o máspronto o más tardelos pueblos a quienes nopueblos a quienes no sea quienes no se hacequienes no se hace justiciano se hace justicia sese hace justicia se lahace justicia se la tomanjusticia se la toman porse la toman por síla toman por sí mismostoman por sí mismos máspor sí mismos más prontosí mismos más pronto omismos más pronto o másmás pronto o más tarde

Nunca fue la nuestra, lengua de imposición, sino de encuentro; a nadie se le obligó nunca a hablar en castellano: fueron los pueblos más diversos quienes hicieron suyo por voluntad libérrima, el idioma de Cervantes.Viven más contentos aquellos en quienes jamás puso los ojos la fortuna, que los otros de quienes los apartó.Los periódicos en España se hacen, en primer lugar para que los lean los periodistas; luego los banqueros; más tarde, para que el poder tiemble y, por último e inexistente término, para que los hojee el público.He sido un niño pequeño que, jugando en la playa, encontraba de tarde en tarde un guijarro más fino o una concha más bonita de lo normal. El océano de la verdad se extendía, inexplorado, delante de mi.Los comunistas deben ser los más perspicaces, los más dispuestos a sacrificarse, los más firmes y los más capaces de apreciar las situaciones sin ideas preconcebidas; tienen que apoyarse en la mayoría de las masas y conquistar su apoyo.No basta con pensar en la muerte, sino que se debe tenerla siempre delante. Entonces la vida se hace más solemne, más importante, más fecunda y alegre.