Los relojes de arena no sólo recuerdan la veloz huida del tiempo, sino también el polvo en el que alguna vez nos convertiremos.


los-relojes-de-arena-no-sólo-recuerdan-veloz-huida-del-tiempo-sino-también-el-polvo-el-alguna-vez-nos-convertiremos
georg ch. lichtenberglosrelojesdearenanosólorecuerdanvelozhuidadeltiemposinotambiénelpolvoalgunaveznosconvertiremoslos relojesrelojes dede arenaarena nono sólosólo recuerdanrecuerdan lala velozveloz huidahuida deldel tiemposino tambiéntambién elel polvopolvo enen elel queque algunaalguna vezvez nosnos convertiremoslos relojes derelojes de arenade arena noarena no sólono sólo recuerdansólo recuerdan larecuerdan la velozla veloz huidaveloz huida delhuida del tiemposino también eltambién el polvoel polvo enpolvo en elen el queel que algunaque alguna vezalguna vez nosvez nos convertiremoslos relojes de arenarelojes de arena node arena no sóloarena no sólo recuerdanno sólo recuerdan lasólo recuerdan la velozrecuerdan la veloz huidala veloz huida delveloz huida del tiemposino también el polvotambién el polvo enel polvo en elpolvo en el queen el que algunael que alguna vezque alguna vez nosalguna vez nos convertiremoslos relojes de arena norelojes de arena no sólode arena no sólo recuerdanarena no sólo recuerdan lano sólo recuerdan la velozsólo recuerdan la veloz huidarecuerdan la veloz huida della veloz huida del tiemposino también el polvo entambién el polvo en elel polvo en el quepolvo en el que algunaen el que alguna vezel que alguna vez nosque alguna vez nos convertiremos

Tengamos tan sólo paciencia, vendrá, tiene que venir, el tiempo sagrado de la paz perpetua, en que la nueva Jerusalén será la capital del mundo; y hasta entonces sean alegres y animosos en los peligros del tiempo, compañeros de mi fe, anuncien con la palaDirigir no significa tan sólo decidir la orientación general y las medidas políticas específicas, sino también establecer los métodos de trabajo correctos.Los niños no tienen pasado ni futuro, por eso gozan del presente, cosa que rara vez nos ocurre a nosotros.La televisión es maravillosa. No sólo nos produce dolor de cabeza, sino que además en su publicidad encontramos las pastillas que nos aliviarán.¡Cuánta confianza nos inspira un libro viejo del cual el tiempo nos ha hecho ya la Critica!Sólo se muere una vez, ¡pero por tan largo tiempo!