Muchas veces para ser buenos tenemos que dejar de ser honrados.


muchas-veces-para-ser-buenos-tenemos-dejar-de-ser-honrados
jacinto benaventemuchasvecesparaserbuenostenemosdejardehonradosmuchas vecesveces parapara serser buenosbuenos tenemostenemos queque dejardejar dede serser honradosmuchas veces paraveces para serpara ser buenosser buenos tenemosbuenos tenemos quetenemos que dejarque dejar dedejar de serde ser honradosmuchas veces para serveces para ser buenospara ser buenos tenemosser buenos tenemos quebuenos tenemos que dejartenemos que dejar deque dejar de serdejar de ser honradosmuchas veces para ser buenosveces para ser buenos tenemospara ser buenos tenemos queser buenos tenemos que dejarbuenos tenemos que dejar detenemos que dejar de serque dejar de ser honrados

La política es el arte de lo posible; para lograrlo hay que intentar muchas veces lo imposible.Para un buen matrimonio hay que enamorarse muchas veces, siempre de la misma persona.Ni la sociedad, ni el hombre, ni ninguna otra cosa deben sobrepasar para ser buenos los límites establecidos por la naturaleza.Las mujeres han sido hechas para ser amadas, no para ser comprendidas.Es necesario ser casi un genio para ser un buen marido.Para ser libres hay que ser esclavos de la ley.