Ni el sol ni la muerte pueden ser mirados fijamente.


ni-el-sol-muerte-pueden-ser-mirados-fijamente
françois de la rochefoucauldelsolmuertepuedensermiradosfijamenteni elel solsol nila muertemuerte puedenpueden serser miradosmirados fijamenteni el solel sol nisol ni lani la muertela muerte puedenmuerte pueden serpueden ser miradosser mirados fijamenteni el sol niel sol ni lasol ni la muerteni la muerte puedenla muerte pueden sermuerte pueden ser miradospueden ser mirados fijamenteni el sol ni lael sol ni la muertesol ni la muerte puedenni la muerte pueden serla muerte pueden ser miradosmuerte pueden ser mirados fijamente

La vida es cruel. Nacer, existir, desaparecer, siempre la cuestión de la muerte. Que sea la enfermedad, a consecuencia de un accidente o en la guerra no cambia nada. En cuanto a los que sufren por la guerra, pueden encontrar un consuelo pensando que si seLa muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos.Son españoles los que no pueden ser otra cosa. (1876)Ser escritor es robarle vida a la muerte.La muerte es una quimera: porque mientras yo existo, no existe la muerte; y cuando existe la muerte, ya no existo yo.La ley debe ser como la muerte, que no exceptúa a nadie.