No es en los hombres, sino en las cosas mismas, donde es preciso buscar la verdad.


no-es-los-hombres-sino-las-cosas-mismas-donde-es-preciso-buscar-verdad
platónnoesloshombressinolascosasmismasdondeprecisobuscarverdadno eses enen loslos hombressino enen laslas cosascosas mismasdonde eses precisopreciso buscarbuscar lala verdadno es enes en losen los hombressino en lasen las cosaslas cosas mismasdonde es precisoes preciso buscarpreciso buscar labuscar la verdadno es en loses en los hombressino en las cosasen las cosas mismasdonde es preciso buscares preciso buscar lapreciso buscar la verdadno es en los hombressino en las cosas mismasdonde es preciso buscar laes preciso buscar la verdad

Internet no es una plataforma más de difusión de la verdad, sino una plataforma para buscar la verdad y la creación y distribución descentralizadas de ideas, del mismo modo que los mercados son un mecanismo descentralizados para la creación y distribuciónEl lugar donde nacen los niños y mueren los hombres, donde la libertad y el amor florecen, no es una oficina ni un comercio ni una fábrica. Ahí veo yo la importancia de la familia.El capitalismo es la asombrosa convicción de que el peor de los hombres hará la peor de las cosas por el mayor bien de todo el mundo.Los hombres no tenemos que discutir por qué la Providencia ha creado las razas, sino limitarnos a reconocer que castiga a quien desprecia su obra.A veces los pensamientos nos consuelan de las cosas, y los libros de las personas.Las mujeres necesitamos la belleza para que los hombres nos amen, y la estupidez para que nosotras amemos a los hombres.