No hagas estima de ti por tu apersonamiento físico o los bienes que la fortuna te deparó, sino por tu prestancia moral o los bienes del alma.


no-hagas-estima-de-ti-por-apersonamiento-físico-o-los-bienes-fortuna-te-deparó-sino-por-prestancia-moral-o-los-bienes-del-alma
erasmo de rotterdamnohagasestimadetiporapersonamientofísicolosbienesfortunatedeparósinoprestanciamoraldelalmano hagashagas estimaestima dede titi portu apersonamientoapersonamiento físicofísico oo loslos bienesbienes quela fortunafortuna tete deparósino portu prestanciaprestancia moralmoral oo loslos bienesbienes deldel almano hagas estimahagas estima deestima de tide ti porti por tupor tu apersonamientotu apersonamiento físicoapersonamiento físico ofísico o loso los bieneslos bienes quebienes que laque la fortunala fortuna tefortuna te deparósino por tupor tu prestanciatu prestancia moralprestancia moral omoral o loso los bieneslos bienes delbienes del almano hagas estima dehagas estima de tiestima de ti porde ti por tuti por tu apersonamientopor tu apersonamiento físicotu apersonamiento físico oapersonamiento físico o losfísico o los bieneso los bienes quelos bienes que labienes que la fortunaque la fortuna tela fortuna te deparósino por tu prestanciapor tu prestancia moraltu prestancia moral oprestancia moral o losmoral o los bieneso los bienes dellos bienes del almano hagas estima de tihagas estima de ti porestima de ti por tude ti por tu apersonamientoti por tu apersonamiento físicopor tu apersonamiento físico otu apersonamiento físico o losapersonamiento físico o los bienesfísico o los bienes queo los bienes que lalos bienes que la fortunabienes que la fortuna teque la fortuna te deparósino por tu prestancia moralpor tu prestancia moral otu prestancia moral o losprestancia moral o los bienesmoral o los bienes delo los bienes del alma

Hay que elegir a los amigos por su elegancia y su belleza; a los simples camaradas por su manera de ser, y a los enemigos por su inteligenciaTengo mucha estima por la inteligencia de los italianos para pensar que haya por ahí tanto gilipollas que pueda votar en contra de sus intereses.Para computar la felicidad de cada uno no se han de considerar los bienes que posee, sino el gozo que de su posesión recibe.La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos.A los cordiales amigos no basta alumbrarles por do vayan sino que les hemos de quitar los tropiezos a do tropiecen.Los débiles sucumben, no por débiles, sino por ignorar que lo son. Lo mismo sucede a las naciones.