No te avergüences de someterte a las leyes y al que sabe más que tú.


no-te-avergüences-de-someterte-a-las-leyes-y-al-sabe-más-tú
demócratesnoteavergüencesdesometertelasleyesalsabemsno tete avergüencesavergüences dede sometertelas leyesleyes yy alal queque sabesabe másmás queno te avergüenceste avergüences deavergüences de sometertesometerte a lasa las leyeslas leyes yleyes y aly al queal que sabeque sabe mássabe más quemás que túno te avergüences dete avergüences de sometertede someterte a lassometerte a las leyesa las leyes ylas leyes y alleyes y al quey al que sabeal que sabe másque sabe más quesabe más que túno te avergüences de someterteavergüences de someterte a lasde someterte a las leyessometerte a las leyes ya las leyes y allas leyes y al queleyes y al que sabey al que sabe másal que sabe más queque sabe más que tú

Lo que llamamos «casualidad» no es más que ignorancia de las leyes físicas.El pensador sabe considerar las cosas más sencillas de lo que son.Los comunistas deben ser los más perspicaces, los más dispuestos a sacrificarse, los más firmes y los más capaces de apreciar las situaciones sin ideas preconcebidas; tienen que apoyarse en la mayoría de las masas y conquistar su apoyo.Las leyes inútiles debilitan las necesarias.El tiempo de las armas no es el de las leyes.El más tonto sabe más en su casa que el sabio en la ajena.