Nuestros enemigos (refiriéndose a los terroristas) son innovadores e ingeniosos, y nosotros también. Nunca dejan de pensar en nuevos métodos para perjudicar a nuestro país y a nuestro pueblo, ni nosotros tampoco.


nuestros-enemigos-refiriéndose-a-los-terroristas-innovadores-e-ingeniosos-y-nosotros-también-nunca-dejan-de-pensar-nuevos-métodos-para
george w. bushnuestrosenemigosrefiriéndoselosterroristasinnovadoresingeniososnosotrostambiénnuncadejandepensarnuevosmétodosparaperjudicarnuestropaíspueblotampoconuestros enemigosenemigos (refiriéndoselos terroristas)terroristas) sonson innovadoresinnovadores ee ingeniososy nosotrosnosotros tambiénnunca dejandejan dede pensarpensar enen nuevosnuevos métodosmétodos parapara perjudicarnuestro paíspaís ynuestro puebloni nosotrosnosotros tampoconuestros enemigos (refiriéndose(refiriéndose a losa los terroristas)los terroristas) sonterroristas) son innovadoresson innovadores einnovadores e ingeniososy nosotros tambiénnunca dejan dedejan de pensarde pensar enpensar en nuevosen nuevos métodosnuevos métodos paramétodos para perjudicarperjudicar a nuestroa nuestro paísnuestro país yy a nuestroa nuestro puebloni nosotros tampoco

Antes de juzgar al prójimo, pongámosle a él en nuestro lugar y a nosotros en el suyo, y a buen seguro que será entonces nuestro juicio recto y caritativo.El aprendizaje es un simple apéndice de nosotros mismos; dondequiera que estemos, está también nuestro aprendizaje.El único modo de proteger a nuestro pueblo, el único modo de asegurar la paz, el único modo de controlar nuestro destino pasa por nuestro liderazgo.Son nuestros enemigos todos aquellos que están confabulados con el imperialismo: los caudillos militares, los burócratas, la burguesía compradora, la clase de los grandes terratenientes y el sector reaccionario de la intelectualidad subordinada a todos elPuede decirse que el grito de la historia nace con nosotros y que es uno de nuestros dones más importantes. En cierto sentido somos históricos todos los hombres.Que un centenar de flores florezcan y un centenar de escuelas de pensamiento contiendan es la política para promover el progreso de las artes y las ciencias y una cultura floreciente en nuestro país.