¡Oh que aprisa piensa un vehemente deseo que no hay más que lo que piensa!


oh-aprisa-piensa-un-vehemente-deseo-no-hay-más-lo-piensa
pedro calderón de la barcaohaprisapiensaunvehementedeseonohaymslopiensa¡oh queque aprisaaprisa piensapiensa unun vehementevehemente deseodeseo queque nono hayhay másmás queque lolo queque piensa¡oh que aprisaque aprisa piensaaprisa piensa unpiensa un vehementeun vehemente deseovehemente deseo quedeseo que noque no hayno hay máshay más quemás que loque lo quelo que piensa¡oh que aprisa piensaque aprisa piensa unaprisa piensa un vehementepiensa un vehemente deseoun vehemente deseo quevehemente deseo que nodeseo que no hayque no hay másno hay más quehay más que lomás que lo queque lo que piensa¡oh que aprisa piensa unque aprisa piensa un vehementeaprisa piensa un vehemente deseopiensa un vehemente deseo queun vehemente deseo que novehemente deseo que no haydeseo que no hay másque no hay más queno hay más que lohay más que lo quemás que lo que piensa

Aquel que dice cuanto piensa, piensa muy poco lo que dice.La gente piensa que en la cima no hay mucho espacio. Tienden a pensar en ello como en el Everest. Mi mensaje es que hay cantidad de espacio allí arriba.El sabio no dice todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice.Por lo general se piensa de la guerra en términos de conflicto militar o hasta aniquilación. Pero va haciéndose cada vez más claro el hecho de que un peligro igual pudiera ser el caos... como resultado del hambre de las masas, el desastre económico, catásCuando no se piensa lo que se dice es cuando se dice lo que se piensa.Es un gran error pensar que cualquier comunidad humana hubiera sido más fácil, si hubiera pasado sin según que producciones culturales. Riqueza y pobreza son sólo conceptos relativos. Al que sólo piensa en cosas materiales, siempre se le habrá de consider