Por medio del trabajo arduo, la fe en Dios y un profundo amor por la familia, los hispanos se han esforzado por hacer realidad sus sueños y contribuido a la fortaleza y vitalidad de nuestra nación. Han enriquecido la experiencia estadounidense y han sobre


por-medio-del-trabajo-arduo-fe-dios-y-un-profundo-amor-por-familia-los-hispanos-se-han-esforzado-por-hacer-realidad-sus-sueños-y-contribuido-a
george w. bushpormediodeltrabajoarduofediosunprofundoamorporfamilialoshispanossehanesforzadohacerrealidadsussueñoscontribuidofortalezavitalidaddenuestranaciónhanenriquecidoexperienciaestadounidensesobremedio deldel trabajotrabajo arduola fefe enen diosdios yy unun profundoprofundo amorla familialos hispanoshispanos sese hanhan esforzadoesforzado porhacer realidadrealidad sussus sueñossueños yy contribuidola fortalezafortaleza yy vitalidadvitalidad dede nuestranuestra naciónhan enriquecidoenriquecido lala experienciaexperiencia estadounidenseestadounidense yy hanhan sobrepor medio delmedio del trabajodel trabajo arduola fe enfe en diosen dios ydios y uny un profundoun profundo amorprofundo amor poramor por lapor la familialos hispanos sehispanos se hanse han esforzadohan esforzado poresforzado por hacerpor hacer realidadhacer realidad susrealidad sus sueñossus sueños ysueños y contribuidocontribuido a laa la fortalezala fortaleza yfortaleza y vitalidady vitalidad devitalidad de nuestrade nuestra naciónhan enriquecido laenriquecido la experienciala experiencia estadounidenseexperiencia estadounidense yestadounidense y hany han sobre

Han existido músicos que para el mundo nunca morirán, pero que por desgracia ellos mismos personalmente murieron de hambre, y han existido personas a las que les fue cumplido cada deseo y a pesar de ello, y gracias a Dios, han desaparecido ante los ojos dLos hombres más capaces de pensar sobre el amor son los que menos lo han vivido; y los que lo han vivido suelen ser incapaces de meditar sobre él.Dedicamos este día a todos los héroes y heroínas de este país y el resto del mundo que se sacrificaron entregando sus vidas a fin de que pudiéramos ser libres. Sus sueños se han convertido en realidad. La libertad es su recompensa.Cuando enviamos a nuestros jóvenes y mujeres a la guerra, nosotros tenemos una obligación solemne de no evadir los números ni esconder la verdad sobre porque ellos van, y preocuparnos por sus familias una vez se han ido, tener expectativa del retorno de lLa libertad por la que tantos estadounidenses han luchado y han muerto acarrea responsabilidades además de derechos.La televisión, por contra, presenta a sus espectadores una representación de la realidad mucho más formada, sin requerir la colaboración creativa que las palabras siempre han exigido.