Si contamos únicamente con destacamentos locales de guardias rojos y carecemos de un Ejército Rojo regular, sólo podremos hacer frente a las milicias de casa por casa, pero no a las tropas blancas regulares.


si-contamos-únicamente-con-destacamentos-locales-de-guardias-rojos-y-carecemos-de-un-ejército-rojo-regular-sólo-podremos-hacer-frente-a-las
mao zedongcontamosúnicamentecondestacamentoslocalesdeguardiasrojoscarecemosunejércitorojoregularsólopodremoshacerfrentelasmiliciascasaporcasaperonotropasblancasregularessi contamoscontamos únicamenteúnicamente concon destacamentosdestacamentos localeslocales dede guardiasguardias rojosrojos yy carecemoscarecemos dede unun ejércitoejército rojorojo regularsólo podremospodremos hacerhacer frentelas miliciasmilicias dede casacasa porpero nolas tropastropas blancasblancas regularessi contamos únicamentecontamos únicamente conúnicamente con destacamentoscon destacamentos localesdestacamentos locales delocales de guardiasde guardias rojosguardias rojos yrojos y carecemosy carecemos decarecemos de unde un ejércitoun ejército rojoejército rojo regularsólo podremos hacerpodremos hacer frentefrente a lasa las miliciaslas milicias demilicias de casade casa porcasa por casano a lasa las tropaslas tropas blancastropas blancas regulares

Desarrollar las organizaciones locales del Partido con la ayuda de la organización del Partido en el Ejército y desarrollar las fuerzas armadas locales con la ayuda del ejército regular.Concentrar las unidades del Ejército Rojo para golpear, en el momento oportuno, al enemigo que las enfrentara, y oponerse a la división de las fuerzas afin de evitar que fuesen derrotadas por partes.Caerá en grave error quien, mirando las cosas superficialmente, piense que nuestro ejército, por llamarse Ejército Rojo, puede prescindir de los representantes del Partido.El Ejército Rojo debe continuar ayudando con armas a la Guardia Roja. Debe hacer todo lo posible para ayudar a las masas populares a armarse, siempre que esto no disminuya su propia capacidad de combate.Bien sé que las mujeres aman, por lo regular, a quienes lo merecen menos. Es que las mujeres prefieren hacer limosnas a dar premios.La existencia de un Ejército Rojo regular bastante fuerte es una condición indispensable para la existencia del Poder rojo.