Si murmurar la verdad aun puede ser la justicia de los débiles, la calumnia no puede ser otra cosa que la venganza de los cobardes


si-murmurar-verdad-aun-puede-ser-justicia-de-los-débiles-calumnia-no-puede-ser-otra-cosa-venganza-de-los-cobardes
jacinto benaventemurmurarverdadaunpuedeserjusticiadelosdébilescalumnianootracosavenganzacobardessi murmurarmurmurar lala verdadverdad aunaun puedepuede serser lala justiciajusticia dede loslos débilesla calumniacalumnia nono puedepuede serser otraotra cosacosa quela venganzavenganza dede loslos cobardessi murmurar lamurmurar la verdadla verdad aunverdad aun puedeaun puede serpuede ser laser la justiciala justicia dejusticia de losde los débilesla calumnia nocalumnia no puedeno puede serpuede ser otraser otra cosaotra cosa quecosa que laque la venganzala venganza devenganza de losde los cobardessi murmurar la verdadmurmurar la verdad aunla verdad aun puedeverdad aun puede seraun puede ser lapuede ser la justiciaser la justicia dela justicia de losjusticia de los débilesla calumnia no puedecalumnia no puede serno puede ser otrapuede ser otra cosaser otra cosa queotra cosa que lacosa que la venganzaque la venganza dela venganza de losvenganza de los cobardessi murmurar la verdad aunmurmurar la verdad aun puedela verdad aun puede serverdad aun puede ser laaun puede ser la justiciapuede ser la justicia deser la justicia de losla justicia de los débilesla calumnia no puede sercalumnia no puede ser otrano puede ser otra cosapuede ser otra cosa queser otra cosa que laotra cosa que la venganzacosa que la venganza deque la venganza de losla venganza de los cobardes

Son españoles los que no pueden ser otra cosa. (1876)Una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad, la prensa nunca será otra cosa que mala.El proceso autonómico tampoco puede ser una vía para la destrucción del sentimiento de pertenencia de todos los españoles a una Patria común. La autonomía no puede, por tanto, convertirse en un vehículo de exacerbación nacionalista, ni mucho menos debe utNi la sociedad, ni el hombre, ni ninguna otra cosa deben sobrepasar para ser buenos los límites establecidos por la naturaleza.Es que la verdad no se puede exagerar. En la verdad no puede haber matices. En la semi-verdad o en la mentira, muchos.Cuando se puede medir aquello de lo que se habla y se puede expresar en números, se conoce algo del tema; pero cuando no se puede medir, cuando no se puede expresar en números, el conocimiento es pobre e insatisfactorio: puede ser el principio del conocim