Son nuestros enemigos todos aquellos que están confabulados con el imperialismo: los caudillos militares, los burócratas, la burguesía compradora, la clase de los grandes terratenientes y el sector reaccionario de la intelectualidad subordinada a todos el


son-nuestros-enemigos-todos-aquellos-án-confabulados-con-el-imperialismo-los-caudillos-militares-los-burócratas-burguesía-compradora-clase-de
mao zedongnuestrosenemigostodosaquellosestnconfabuladosconelimperialismoloscaudillosmilitaresburócratasburguesíacompradoraclasedegrandesterratenientessectorreaccionariointelectualidadsubordinadason nuestrosnuestros enemigosenemigos todostodos aquellosaquellos queque estánestán confabuladosconfabulados concon elel imperialismolos caudilloscaudillos militareslos burócratasla burguesíaburguesía compradorala claseclase dede loslos grandesgrandes terratenientesterratenientes yy elel sectorreaccionario dede lala intelectualidadintelectualidad subordinadatodos elson nuestros enemigosnuestros enemigos todosenemigos todos aquellostodos aquellos queaquellos que estánque están confabuladosestán confabulados conconfabulados con elcon el imperialismolos caudillos militaresla burguesía compradorala clase declase de losde los grandeslos grandes terratenientesgrandes terratenientes yterratenientes y ely el sectorel sector reaccionariosector reaccionario dereaccionario de lade la intelectualidadla intelectualidad subordinadasubordinada a todosa todos el

Yo sé que los partidarios conquistados por medio de la palabra escrita son menos que los conquistados merced a la palabra hablada y que el triunfo de todos los grandes movimientos habidos en el mundo ha sido obra de grandes oradores y no de grandes escritPero no han cedido ni una pulgada de terreno. No conozco seres más impávidos. Apenas se protegen. Los nuestros están siempre contentos de tener a los españoles como vecinos de sector. Considerados como tropa, los españoles son una banda de andrajosos.Los países libres son aquellos en los que son respetados los derechos del hombre y donde las leyes, por consiguiente, son justas.El dinero lo ganan todos aquellos que con paciencia y fina observación van detrás de los que lo pierden.Todos los hombres son aptos para perpetuar la especie; la naturaleza forma y escoge aquellos que son dignos de perpetuar la idea.La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.