Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos.


todo-lo-somos-es-el-resultado-de-lo-hemos-pensado-á-fundado-nuestros-pensamientos-y-á-hecho-de-nuestros-pensamientos
budatodolosomoseselresultadodehemospensadoestfundadonuestrospensamientoshechopensamientostodo lolo queque somossomos eses elel resultadoresultado dede lolo queque hemoshemos pensadoestá fundadofundado enen nuestrosnuestros pensamientospensamientos yestá hechohecho dede nuestrosnuestros pensamientostodo lo quelo que somosque somos essomos es eles el resultadoel resultado deresultado de lode lo quelo que hemosque hemos pensadoestá fundado enfundado en nuestrosen nuestros pensamientosnuestros pensamientos ypensamientos y estáy está hechoestá hecho dehecho de nuestrosde nuestros pensamientostodo lo que somoslo que somos esque somos es elsomos es el resultadoes el resultado deel resultado de loresultado de lo quede lo que hemoslo que hemos pensadoestá fundado en nuestrosfundado en nuestros pensamientosen nuestros pensamientos ynuestros pensamientos y estápensamientos y está hechoy está hecho deestá hecho de nuestroshecho de nuestros pensamientostodo lo que somos eslo que somos es elque somos es el resultadosomos es el resultado dees el resultado de loel resultado de lo queresultado de lo que hemosde lo que hemos pensadoestá fundado en nuestros pensamientosfundado en nuestros pensamientos yen nuestros pensamientos y estánuestros pensamientos y está hechopensamientos y está hecho dey está hecho de nuestrosestá hecho de nuestros pensamientos

Nuestros pensamientos más importantes son los que contradicen nuestros sentimientos.No hay que cargar nuestros pensamientos con el peso de nuestros zapatos.Ya hemos llegado al punto de considerar nuestros bienes como artículos desechables. ¿Hemos transformado de igual modo la forma de ver a nuestros semejantes? ¿Hemos dejado de valorar también, durante este proceso, la singularidad que poseemos todos?En toda obra de genio reconocemos nuestros pensamientos rechazados.Ciertos pensamientos son plegarias. Hay momentos en que, sea cual fuere la actividad del cuerpo, el alma está de rodillas.La base de nuestra civilización está en la libertad de cada uno, en sus pensamientos, en sus creencias, sus opiniones, su trabajo y sus ocios.