Estos son malos tiempos. Los hijos han dejado de obedecer a sus padres y todo el mundo escribe libros.


estos-malos-tiempos-los-hijos-han-dejado-de-obedecer-a-sus-padres-y-todo-el-mundo-escribe-libros
cicerónestosmalostiemposloshijoshandejadodeobedecersuspadrestodoelmundoescribelibrosestos sonson malosmalos tiemposlos hijoshijos hanhan dejadodejado dede obedecersus padrespadres yy todotodo elel mundomundo escribeescribe librosestos son malosson malos tiemposlos hijos hanhijos han dejadohan dejado dedejado de obedecerobedecer a susa sus padressus padres ypadres y todoy todo eltodo el mundoel mundo escribemundo escribe librosestos son malos tiemposlos hijos han dejadohijos han dejado dehan dejado de obedecerde obedecer a susobedecer a sus padresa sus padres ysus padres y todopadres y todo ely todo el mundotodo el mundo escribeel mundo escribe libroslos hijos han dejado dehijos han dejado de obedecerdejado de obedecer a susde obedecer a sus padresobedecer a sus padres ya sus padres y todosus padres y todo elpadres y todo el mundoy todo el mundo escribetodo el mundo escribe libros

Cuando los padres han construido todo, a los hijos sólo les queda el derrumbarlo.Los padres son los huesos con los que los hijos afilan sus dientes.Los hijos, cuando son pequeños, entontecen a sus padres; cuando son mayores, los enloquecen.Es hermoso que los padres lleguen a ser amigos de sus hijos, desvaneciéndoles todo temor, pero inspirándoles un gran respeto.Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan al respeto a sus maestros.Dedicamos este día a todos los héroes y heroínas de este país y el resto del mundo que se sacrificaron entregando sus vidas a fin de que pudiéramos ser libres. Sus sueños se han convertido en realidad. La libertad es su recompensa.